Miércoles, octubre 11

De acuerdo con reportes de la Selección Mexicana, el arquero sufrió un esguince cervical de primer grado

Después de la derrota entre la Selección Mexicana en su visita ante Honduras, el arquero Guillermo Ochoa llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con un collarín, luego de recibir un golpe tras un balonazo recibido en el segundo gol de los catrachos.

El también portero del Standard de Lieja, equipo de la Liga de Bélgica, sufrió un esguince cervical de primer grado, por lo que se descarta jugar el fin de semana con su club.

Este día se le realizarán estudios al arquero mundialista en 2014 para mandar el reporte al conjunto belga.

 

Fuente: Redacción
Edición video: Miguel Coria