Viernes, junio 22

Los alemanes  están bajo presión en la víspera del partido que sostendrán contra Suecia

Alemania está bajo presión en la víspera del partido que sostendrá mañana, sábado, contra Suecia, después de la experiencia de haber perdido el domingo pasado contra la selección nacional de México en el marco de la Copa Mundial.

El juego del sábado significará para el once alemán que, o lo pierde todo, o consigue avanzar para defender su título de campeón mundial. Los pronósticos se multiplican.

Es muy probable que el campeón mundial Mats Hummels, defensa interna, no participe en el juego de mañana porque en el entrenamiento se torció una vertebra cervical. Los jugadores que podrían sustituirlo son Niklas Süle y Antonio Rüdiger.

El entrenador de la selección alemana, Joachim Löw, comentó hoy a medios de prensa que los jugadores deberán llevar al partido energía y otro lenguaje corporal y que si llevan sus puntos fuertes a la cancha, habrá una buena reacción del equipo en su conjunto.

Löw declaró que “Suecia tiene una súper defensa. Ahí se sienten bien, quieren defenderse bien, y eso lo hacen con dedicación y completamente ordenados”.

Consideró que hasta ahora, los juegos del Mundial no han sido especialmente de alto nivel, y que este es un Mundial de “la dedicación y de la pasión”. Las selecciones se defienden con todo lo que tienen, afirmó.

 

Fuente: Notimex
Edición video: Nohemi Benavides