Viernes, octubre 13

Entrenar no es el único ejercicio para competir en una carrera, la alimentación también juega un papel fundamental

Alimentación-previa-a-una-carrera

La mayoría de las personas deportistas procuran seguir una dieta rica en carbohidratos complejos antes de una prueba. Por eso están todo el día comiendo pasta, arroz, galletas integrales, patatas, bebidas energéticas, etc.

Necesitas comer equilibradamente, una alimentación equilibrada no consiste en tomar sólo carbohidratos, también necesitas tomar lípidos o grasas, proteínas, vitaminas, minerales, fibras, etc. Es decir, hay que seguir una dieta variada para estar sana y que no te falte de nada, escogiendo los alimentos de mejor calidad para tu organismo.

También es importarte los alimentos que comes viernes y sábado, si la competencia es en domingo. Es el momento de rellenar tus depósitos de glucógeno muscular, es decir de cargar las pilas para el día D. Para conseguirlo, debes comer al menos 5 comidas ligeras al día, con alimentos más ricos en carbohidratos como la pasta, arroz, patatas, combinadas con vegetales.

La cena previa al día de la competencia, es la pasta, siempre combinada con salsas muy ligeras (olvídate de la nata y el beicon) lo mejor es tomar pasta con vegetales, o a la boloñesa con tomate y carne picada y sin abusar, o con berberechos o almejas y ajo picado.

El desayuno del domingo debe ser dos horas antes de competir. El desayuno ideal debe combinar carbohidratos con proteína, y lo habitual es tomar un zumo de naranja, un yogur con cereales tipo muesli, fruta natural y algunos frutos secos.

Justamente antes de inicio de la carrera y durante la carrera es bueno beber agua únicamente.

 

Fuente: Agencias
Edición video: Cristobal González
Subir