Jueves, noviembre 22

Sin obsesión

Pedro Caixinha aseguró que su equipo no está obsesionado con el liderato y tampoco le preocupa la cancha del azteca

En Cruz Azul ni hay obsesión ni está amedrentado por la superstición del superlíder; lo que sí hay es una gran ilusión por terminar en primer lugar de la tabla, aseguró el entrenador Pedro Caixinha.

“En este club no hay una obsesión, hay, nada más, una ilusión, una ilusión muy grande de hacer cara a los compromisos y retos que tenemos desde el inicio. Nosotros le damos mucho valor el llegar hasta acá”, expresó el portugués en conferencia de prensa.

El europeo se presentó con un regocijo evidente en su rostro y también en sus palabras, al decir que “sabemos que pasamos el 70 por ciento del torneo en primera posición y solo dependemos de nosotros para terminar en ese primer lugar (de la clasificación)”.

La Máquina visita este viernes a Morelia, en el cierre de la temporada regular del torneo Apertura 2018 de la Liga MX y debe ganar para coronar una extraordinaria campaña jamás vista en los últimos torneos y luego va a encarar la Liguilla con el propósito de ganar el primer trofeo de los últimos 21 años.

El estratega quiere un cierre victorioso de campaña, porque el empate no le es suficiente, además de que la institución tiene el hábito de triunfar. “Con esa ilusión y ambición de ganar, queremos terminar en primer lugar”.

Luego reiteró más posicionamiento: “No nos obsesiona, tampoco nos amedrenta de lo que dicen la superstición del superlíder. Para nosotros nada más prueba que somos el equipo más regular”.

La maldición de superlíder hace referencia a que en la mayoría de las ediciones del torneo, quien va a la cabeza en la tabla general no es el campeón del certamen.

Respecto al mal estado de la cancha del estadio Azteca, explicó que de jugar el encuentro de vuelta de cuartos de final el sábado 24, el equipo haría reconocimiento de la superficie el viernes anterior.

 

Fuente: Notimex
Edición video: Cristobal González