Habrá más acusados de abuso sexual en el futbol argentino

De acuerdo con autoridades del país sudamericano, cuentan con siete víctimas probadas y 10 más que son potenciales

 

Las autoridades judiciales encargadas del caso de presuntos abusos sexuales en el club argentino Independiente informaron que cuentan con siete víctimas “probadas” y diez más que son “potenciales”, y revelaron que en los próximos días podría haber algún detenido más.

El procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, y la fiscal María Soledad Garibaldi, a cargo de la causa, recalcaron en una rueda de prensa que trabajan para probar que hay más personas que, afirmaron, tienen vinculación con las cinco ya detenidas.

“Tenemos otras personas sospechosas, no dormimos estos días pensando en cómo recolectar la prueba para obtener una orden de detención del juez”, recalcó Garibaldi en la concurrida conferencia, celebrada en el Polo Judicial del departamento de Lomas de Zamora, en Avellaneda, provincia de Buenos Aires.

El escándalo se destapó a mediados de marzo, cuando el propio Independiente informó que había presentado una denuncia después de que trascendiera que un jugador de las divisiones juveniles presuntamente prostituyó a varios chicos de entre 14 y 16 años.

Garibaldi reveló que su equipo maneja “entrecruzamientos de llamados entre todos los chicos de la pensión y los teléfonos de los imputados”, y que entre ambos grupos ascienden a “al menos entre 40 y 60 contactos en común”.

“A partir de ahí tenemos que analizar bien de qué tipo son esos contactos, si son de otras víctimas o si son de victimarios”, puntualizó la fiscal.

Asimismo, indicó que durante la ronda de testimonios que recogió durante los pasados días conoció situaciones de “muchos chicos que fueron contactados pero que no llegaron a caer”.

Sobre los ya detenidos, a los que se llegó después de 30 allanamientos, Garibaldi destacó que sus perfiles son “casi idénticos” en cuanto a la manera de llevar a cabo los abusos, y que les realizarán perfiles criminológicos y psiquiátricos.

Los delitos que se les imputan a cada uno son abusos sexuales con acceso carnal de menores de 16 años y corrupción de menores, con uno de los detenidos acusado de hasta cinco hechos de abuso sexual.

Fuente: Redacción