Jueves, octubre 12

Una forma de combinar el amor por los autos y el futbol

Insólito y divertido partido de fútbol dónde los jugadores son coches y los porteros son retroexcavadoras.

El loco partido se celebró en Red Hook, un barrio de Brooklyn, New York.

Cada equipo cuenta con coches y una retroexcavadora que deben jugar a fútbol y encajar goles al equipo contrario con un balón gigante.

Fuente: Redacción
Edición video: Leonel Anaya