Martes, julio 31

El defensa internacional mexicano Miguel Layún señaló en rueda de prensa que le gustaría formar parte de la primera plantilla que logra un título en la historia del Villarreal, del que destacó tanto el ambiente familiar como la ambición que hay.

“Este es un club muy familiar, que trata muy bien al jugador, a lo que se suma que es un club ambicioso pero que no pierde la humildad. Me gustaría ser de los primeros en lograr un título aquí y ese es mi objetivo”, indicó.

El mundialista mexicano es uno de los refuerzos del club español para esta temporada, tras fichar este verano procedente del Oporto y haber jugado cedido en el Sevilla la pasada campaña.

“Estoy agradecido por la oportunidad, por confiar en mí y por el trato que he recibido, tanto antes de fichar, como ya una vez en el club. He vivido una experiencia y una manera de trabajar del club, que me dio una certeza importante y que me hizo sentirme valioso e importante. Un club que se ha ganado el respeto de la liga y a nivel europeo, por lo que me siento orgulloso y feliz de estar aquí”, dijo.

El lateral comentó que la clave para fichar por el Villarreal fue “la manera y la seriedad para hacer las cosas, lo claro que lo tuvieron y lo fácil y rápido. En uno o dos días estaba todo cerrado, tanto conmigo, como con el Oporto. Me sorprendió eso, la seriedad y lo rápido”.

Layún, que destaca por su polivalencia, aseguró sobre la posición que ocupará en el terreno de juego que “ahora mismo habría que preguntarle al mister. He hablado con él y sabe que puedo actuar en varias posiciones, es un plus que me ha ayudado en mi carrera. En mis clubes y en selección he jugado de varias posiciones, por lo que estoy a disposición del entrenador”.

“Me defino como un lateral con tendencia ofensiva, un lateral con incorporación al ataque más que un marcador. Y como volante me considero más un volante mixto, un ‘box to box’ que dicen. Con llegada al área y buscar remate”, añadió.

El futbolista destacó la buena acogida que ha tenido en el vestuario. “El grupo y el club es un espectáculo, aquí la gente te trata como si te conocieran toda la vida. El día libre hubo compañeros que me invitaron a pasar el día, a comer o cenar, y eso habla de la calidad humana que hay”, explicó.

“Lo que más me gusta es la humildad del club respecto a los objetivos, debemos ir paso a paso, y una vez logrado el primer objetivo hay que pelear por el máximo siempre. Aspirar a puestos europeos, pero ir paso a paso y con sensatez, tener los pies en la tierra y trabajar cada día”, prosiguió.

Layún reconoció su evolución en las acciones a balón parado al señalar que ha trabajado mucho en esa faceta. “En Portugal fui encargado de la táctica fija y di 19 asistencias, de las que 10 fueron de táctica fija. Por tanto es una variante más, por lo que si el técnico piensa que puedo aportar en ello, mejor”, indicó.

Edición video: Jorge C.