Domingo, octubre 28

Hacen historia

El partido de Lakers vs Spurs es histórico porque se alcanzaron dos marcas, LeBron y Popovich fueron las estrellas del partido

El estelar LeBron James se convirtió anoche en el sexto máximo anotador en la historia de la NBA, y el entrenador Gregg Popovich logró su victoria mil 200, en el triunfo de Spurs de San Antonio 110-106 ante Lakers de Los Ángeles.

El llamado “Rey” LeBron se sumó ya a una selecta lista histórica de anotadores en la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA), sin embargo, su escuadra Lakers perdió ante Spurs, que tuvo “noche de fiesta”, al celebrar las mil 200 victorias de su guía Popovich.

LeBron marcó la noche del sábado un total de 35 puntos, para superar al histórico jugador alemán Dirk Nowitzki, quien se encuentra lesionado, y colocarse en el sexto lugar como máximo anotador en toda la historia del mejor circuito de baloncesto en el mundo, la NBA.

El “Rey” alcanzó las 31 mil 202 unidades para dejar atrás los 31 mil 187 puntos que ha marcado el teutón Nowitzki.

Esta cifra de LeBron llegó, tras jugar mil 149 partidos entre sus etapas con los clubes Cavaliers de Cleveland, Heat de Miami y ahora Lakers.

Por su parte, el entrenador estadunidense Gregg Popovich se convirtió en el quinto dirigente en alcanzar la cifra de mil 200 victorias en su carrera, considerando sólo temporadas regulares, en el triunfo de las “espuelas” texanas.

Popovich, quien suma 23 temporadas al frente de San Antonio, ya es parte del selecto grupo de entrenadores con esta cifra, junto a Don Nelson, Lenny Wilkens, Jerry Sloan y Pat Riley.

Por Spurs de San Antonio destacó a la ofensiva el estelar delantero DeMar DeRozan, con 30 puntos, 12 rebotes y ocho asistencias, seguido por Bryn Forbes y Rudy Gay, ambos con dígitos de 16-1-1 y 16-10-5, de manera respectiva.

Por la quintenta lagunera de Los Ángeles, LeBron James se fue con 35 puntos anotados, 11 rebotes y cuatro asistencias, seguido por Kyle Kuzma con dígitos de 15-4-1 y Lance Stephenson con 14-9-2.

Fuente: NOTIMEX
Edición video: Daniel Ceceña