Lunes, octubre 2

“Los números del técnico colombiano son rentables, más de lo que se esperaba”

Qué dolor, con ardor, el que tuvieron que vivir el viernes los grandes gurús de la comunicación expertos en fútbol.

Apostaban a que el sistema futbolístico que maneja el técnico colombiano Juan Carlos Osorio, no es el correcto sino el que ellos dicen que es.

Estuvieron durante todo el proceso eliminatorio del Tricolor, para buscar un lugar al Mundial de Rusia, con la idea obsesiva de que no funcionaría.

Pero ahora que el seleccionado nacional ha obtenido un lugar para la magna competencia ya no saben a dónde ir ni en qué lugar esconderse.

Es verdad, han sido derrotados por sus argumentos en contra de lo que hace el colombiano con el representativo nacional.

Ante esta situación, quienes han pedido credibilidad ante millones de seguidores, en especial por televisión, querrán resucitar con el objetivo de regresar al nicho de los comunicólogos confiables.

A decir, lo importante de este proceso eliminatorio, con la intervención de los líderes de opinión, es que hay tremendos paradigmas en la forma de ver la realidad y que no predomina, en los mismos sujetos, la mente abierta. Pero qué es lo se dice en estas palabras?

Tan sólo que se vale escuchar, esperar y apoyar las nuevas propuestas, que por cierto en Juan Carlos Osorio han sido más rentables que los de Ricardo Lavolpe, Miguel Herrera, Javier Aguirre y los que pongan.

Los números del técnico colombiano son rentables, más de lo que se esperaba. Es verdad, sus propuestas dentro de la cancha movieron y pisaron callos de los expertos, avecindados en nuestro país, que aseguran que la selección nacional debe jugar como ellos lo dicen o lo dictan.

Por que dicen saber de futbol y mucho. En este proceso se vieron intenciones, quizás la menos, si, la que tiene que ver con la lucha por el botín. Claro, de seguir Juan Carlos Osorio, habrá postores a su puesto, más que por ofrecer una revolución, que pueda alcanzar el quinto partido, será por el dinero, fama y poder que solo cuatro años ofrece el cargo de seleccionador.

Y qué de aquellos que apostaron por la inutilidad del sistema de futbol de Osorio? Lo que se presume, como reacción de dolor y frustración, es afilar navajas para hablar y comentar cuando haya errores. No se quedarán callados a pesar de predecir como falsos profetas, lo que iba a suceder que no sucedió. ¿No que no?

Fuente: Enrique Candiani
Edición video: Miguel Coria