Martes, junio 19

La Selección anfitriona casi amarró su pase a los Octavos de Final en la Copa del Mundo

La Selección de Rusia sigue con paso arrollador en la Copa del Mundo, pues dejó al borde de la eliminación a Egipto, al vencerlo por 3-1 en el regreso del delantero Mohamed Salah.

Los anotadores del encuentro fueron el egipcio Ahmed Fathi con un autogol al minuto 47 y los rusos Denis Cheryshev al 59´ y Artem Dzyuba a los 62´; por Egipto descontó “Mo” Salah desde los once pasos a los 73 minutos.

Con este resultado, Rusia se afianza en la primera posición del grupo A con seis unidades y se acerca a la siguiente ronda del certamen. Egipto se queda en el fondo del sector sin unidades y está a punto de despedirse de la justa mundialista.

Al comienzo del partido, la selección rusa de inmediato monopolizó el balón, llenando de centros el área de los “faraones”, quienes contaron con la figura del club Liverpool de Inglaterra, el delantero Mohamed Salah desde el inicio del encuentro.

Pasados los 10 minutos, el agobio que propuso el equipo local se fue diluyendo y dejó que los egipcios despertaran con continuos pases a la figura de “Mo” Salah, una fórmula que se repitió a lo largo del encuentro y que de a poco iba haciendo mella en el conjunto ruso.

Posteriormente, el partido volvió a la paridad otorgando las acciones más claras al equipo africano, pero gracias al orden y el empuje de la selección de Rusia la anotación no llegó, enviando el partido 0-0 al descanso en el Nuevo Estadio del Zenit San Petersburgo.

Recién reanudadas las acciones en el segundo tiempo, la diosa fortuna le sonrió a Rusia, con una fea equivocación del defensor y capitán del equipo egipcio, Ahmed Fathi, quien al rechazar de manera poco ortodoxa el esférico terminó por marcar gol en propia puerta dándole el 1-0 a la selección rusa.

Ésta última, seguiría sorprendiendo al mundo del futbol con jugadas rutilantes en espacios reducidos para marcar goles, esta vez significaría el 2-0 sobre Egipto con una combinación entre Dzyuba y la emergente estrella mundialista Denis Cheryshev, quien con este tanto llegó a tres goles en el Mundial 2018.

El tercer clavo en el “sarcófago” egipcio lo pondría el espigado delantero Artem Dzyuba, quien luego de una gran recepción, se deshizo de la marca y disparó pegado al poste para dejar sin oportunidad al cancerbero africano, marcando el 3-0 para la selección local que ya acaricia la siguiente ronda del Mundial.

Los “faraones” recortaron distancias gracias a un penal señalado por el árbitro con ayuda del VAR, que posteriormente, Mohamed Salah se encargó de cambiar por el 3-1 y de paso inaugurar la cuenta goleadora de Egipto en el Mundial.

Aunque Egipto siguió intentando volver más decoroso el marcador, ya no pudo hacer daño a la meta de Akinfeev y terminó por llevarse su segundo descalabro del torneo y dejando a los anfitriones a las puertas de los octavos de final a falta de un juego de la fase de grupos.

Fuente: Notimex
Edición video: Cristobal González