Segundo fracaso consecutivo (Lunes)

Es de preocupar, sin duda, la pobre respuesta de los jóvenes de la cantera rojiblanca. Pocas oportunidades se pueden recibir en un equipo tan importante como Chivas.

Y ahora que la han tenido, simplemente la han desperdiciado. La cantera del Guadalajara fue puesta a prueba y no pudo con el compromiso.

Las derrotas ante Veracruz y Tijuana (3-0 el viernes pasado) sentenciaron la suerte de Chivas: eliminado del Clausura 2018. Las críticas, por supuesto, se cargan al joven defensa central de 19 años, Benjamín Galindo. Ha cometido nuevamente errores, en su segundo partido en Primera División.

Nada que deba extrañar, pues verse superado en el pique corto dentro del área o quedarse colgado cuando sus compañeros salen en línea son detalles que se corrigen con experiencia. Pero los señalamientos serán constantes por ser hijo de un referente histórico del club y yerno del técnico Matías Almeyda.

Pero responsabilizar únicamente a Galindo sería una exageración. Todos los jóvenes han fallado al recibir su oportunidad. Tendrán seguramente una más, el próximo viernes en el Clásico Tapatío, frente al Atlas en el Estadio Jalisco, pero será meramente cuestión de orgullo, pues el fracaso ya está consumado.

Y ahí, la culpa no es solo de ellos: es principalmente de mis hombres importantes del plantel, así como del cuerpo técnico. Chivas es un club gigantesco, el más grande de este país. Evidentemente, dos torneos consecutivos sin calificar a la Liguilla es un fracaso mayúsculo.

Y un equipo de esa magnitud no se puede permitir algo así. Es verdad que hoy la mente rojiblanca está puesta en conseguir el título en la Liga de Campeones de la Concacaf, pero eso no salva al plantel de la evaluación que deberá hacerse al final del semestre.

El examen de consciencia deberá ser profundo. Después del título en el Clausura 2017, el número 12 en la rica historia del Guadalajara, el equipo vino a menos. Primero por “campeonitis”, después por diversas circunstancias que influyeron en la estabilidad del vestidor.

Y en los dos torneos que han concluido en fracaso, también la directiva tiene una parte importante de culpa. Diera la impresión que el dinero se acabó. Después del campeonato, la directiva fue sacando del equipo jugadores con sueldos elevados. La inversión en refuerzos se acabó.

Lo único que se compró fue con el mismo dinero producido por las ventas. Es decir, uno por otro. Así, era lógico esperar que disminuyera la competencia interna y por tanto la calidad del plantel. Para nadie es un secreto que Jorge Vergara ha tenido problemas financieros en los últimos años.

La esperanza es un par de préstamos importantes, con los que pretende recuperar solvencia, fortalecer su empresa y, por supuesto, inyectarle inversión al equipo que durante el último año no la tuvo. Entonces, si de repente nos da por culpar solo a los jóvenes por los últimos dos partidos, habría que detenernos a pensar que esto va más allá.

La responsabilidad siempre empieza por lo más alto y Jorge Vergara tendrá que corregir lo que se ha hecho mal en el año futbolístico reciente. Dos fracasos consecutivos… Chivas no puede tolerar uno más.

Fuente: César Huerta
Edición video: Daniel Roman
Liga MX
Jornada 1
vie 20 julio / 07:00 PM
0
-
2
vie 20 julio / 09:00 PM
0
-
0
sáb 21 julio / 05:00 PM
3
-
0
sáb 21 julio / 07:00 PM
0
-
1
sáb 21 julio / 09:00 PM
2
-
1
sáb 21 julio / 09:00 PM
2
-
0
dom 22 julio / 12:00 PM
2
-
0
dom 22 julio / 06:00 PM
-
dom 22 julio / 08:00 PM
-