lunes, abril 15

Renace Tiger Woods

El regreso triunfal del golfista ex número uno, se dió al ganar el torneo The Masters Augusta

Un accidente automovilístico, ocurrido el 26 de noviembre de 2009, abrió una Caja de Pandora que este domingo se cerró cuando Tiger Woods renació como el más grande golfista, quizá de todos los tiempos, al ganar el torneo The Masters Augusta.

Aquel accidente hizo pública una serie de situaciones extramaritales del otrora número uno del mundo que, por ser “mala imagen”, provocaron que los patrocinadores lo abandonaran y sólo una se mantuvo a su lado, por lo que ahora cosecha el alza de sus acciones en territorio estadunidense.

Ello, aunado a las cuatro cirugías de espalda e igual número en una rodilla a que fue sometido hicieron que Woods se alejara de los campos de golf y que en sus intentos por volver a la gran competencia se viera obligado a abandonar los torneos The Players Championship en 2010, WGC-Bridgestone Invitational 2014 y el de Dubái 2017, por los fuertes dolores que sufrió.

El final de la campaña

La temporada 2017/2018 fue mejor con 19 aperturas, de las que en ocho se metió en los 10 primeros lugares, dos de ellos de subcampeón y en uno de ganador, en el Tour Championship de la PGA Tour.

Su presencia en el Campeonato Mundial México 2019, llevado a cabo en el Club de Golf Chapultepec, en la capital del país, generó una revolución, como ocurre donde quiera que se para, y deleitó a los miles de fanáticos con un décimo lugar.

Pero lo ocurrido este domingo en el torneo de Los Maestros es lo más sublime y el mundo deportivo habla de Tiger Woods, porque por primera vez estuvo abajo del líder a 18 hoyos y se llevó la victoria en un torneo mayor.

Fue el triunfo 81 de Tiger en la PGA Tour, con lo que se ubicó a una del máximo ganador: Sam Snead; sumó cinco torneos de los Maestros ganados y va por los seis obtenidos por Jack Nicklaus, además de que ahora tiene 15 trofeos de Majors y también va por igualar los 18 que tiene en su haber Nicklaus.

El momento más impactante, así lo dijo el mismo atleta de 43 años, fue cuando se fundió en abrazos con su madre y sus hijos, y recordó el de su padre, cuando ganó por primera vez este torneo en Augusta National en 1997.

Su imagen, con los brazos en alto y un rostro eufórico, plasma el regreso más triunfal que haya tenido un deportista en el mundo, con lo cual cerró la Caja de Pandora.

Fuente: Notimex
Edición video: Daniel Roman